l Inicio l Contáctenos l
Gerda Alexander y la Eutonia


Eutonia
Cuerpo

A finales de los 40' la alemana Gerda Alexander comenzó a desarrollar un sistema de educación psicofísica que le posibilitara desenvolver su vida normalmente, pese a las dolencias que le provocaba la artritis reumatoidea que la aquejaba. Sus conocimientos previos y su capacidad de observación la llevaron a buscar de que manera podía desarrollar sus movimientos para realizar sus actividades cotidianas sin cansarse y desempeñándose por sí misma. Lentamente fue descubriendo el proceso que llamaría eutonia (eu = correcto y tonus = músculo). Luego planificó una serie de principios que regulan la disciplina y comenzó un programa de enseñanza que formó un primer grupo de eutonistas. Medio siglo después su descubrimiento da vueltas alrededor del mundo.
El término eutonia se refiere a un estado tónico óptimo, un equilibrio del tono muscular, neurovegetativo o psíquico. Por tono se entiende una tensión vital de base presente en todo organismo vivo que va del

 

regenerador hasta el empleo de una fuerza máxima. El tono óptimo se obtiene a través de la experiencia profunda del propio cuerpo, tanto en el plano de la sensibilidad como en el plano de la motricidad. Por esta razón, la eutonia es una pedagogía del cuerpo y del movimiento. El paciente, que el eutonista siempre llamará alumno, invitado a participar en su propio proceso de desarrollo.
Es la función tónica la que sostiene la postura, la actividad y el comportamiento del individuo; pero también la normalización, regularización e igualación del tono; el desarrollo del esquema corporal; el dominio del influjo neuromuscular; y el restablecimiento del equilibrio neurovegetativo. Los ejercicios propuestos en esta práctica influencian en primer lugar la función tónica que afecta a todos los sistemas del organismo. El funcionamiento neuromuscular se hace más eficaz en razón de la precisión de la inervación motriz. Se produce así, una regularización e igualación del tono de la musculatura voluntaria. La conciencia de todas las partes del cuerpo estructura el esquema corporal y se aboca a un funcionamiento armonioso del conjunto. El equilibrio del sistema neurovegetativo permite a la respiración, a la circulación y a los distintos órganos funcionar libremente en relación con las necesidades del organismo.
Gerda Alexander entendía que liberando las fijaciones del tono muscular en las partes del cuerpo afectadas por determinados trastornos, esas zonas se recuperaban, ocurriendo también posibles modificaciones en la actividad psíquica de la persona, puesto a que concebía al ser humano como una unidad psicofísica y social inseparable. Algunos científicos de aquella época ya habían encontrado relaciones directas entre el tono muscular, las emociones y la comunicación entre los seres humanos. La eutonia fue concebida como una pedagogía de acción grupal que procura mejorar la calidad de vida de las personas que la practican, así como de quienes están en relación de comunicación con ellas. El objetivo del trabajo es la búsqueda de un tono muscular adaptable a cada situación que la vida nos presenta. Según Alexander, las experiencias físicas y psicológicas quedan impresas en la estructura y la memoria del cuerpo. Estas experiencias se manifiestan a través de posturas, gestos y diversos movimientos. La eutonia actúa a nivel físico, regulando el tono muscular y percibiendo el propio funcionamiento orgánico, y a nivel psicológico, ampliando la percepción lo cual conduce a un contacto con uno mismo. Además, equilibra el tono muscular y la consecuencia de este equilibrio es llegar a equilibrar la respiración, la articulación y el estado mental. Es importante entender que en el tono muscular intervienen las emociones: si uno camina por la calle y es testigo de un accidente por ejemplo, hay un impacto directo en el cuerpo.
La técnica se desarrolla a través de consignas que hacen que la persona tome conciencia de zonas del cuerpo y de movimientos de los cuales previamente no había tomado conciencia. Las sensaciones a través de la consigna, se transforman en percepciones. Cualquier persona puede realizar esta terapia. Lejos de las posturas difíciles de algunas terapias orientales, la eutonia es especial para occidentales. No importa si se tiene o no experiencia en yoga u otras actividades corporales, todos pueden ser parte de la eutonia, sin límites de edad ni estado físico. Es posible trabajar incluso, con personas que padecen tetraplejias y que a partir del trabajo logran aliviar sus tensiones, consiguen una mejor respiración y alcanzan un estado de mejoramiento integral. No importa cuál sea el problema, esta terapia está al alcance de todos y es especial para problemas de columna, dificultades respiratorias, inconvenientes neurológicos y secuelas de ciertas cirugías. Además, las mujeres que padecen anorexia y las personas mayores encuentran una gran ayuda en la eutonia. Siempre que se necesite aumentar la conciencia corporal, esta terapia es útil.

Subir

 

:: SECCIONES

Alma

Cuerpo

Mente

Nutricion

Salud

--------------------------------------

:: OTROS ARTÍCULOS

Masaje de Pies

Masajes durante el embarazo

Puntos de Acupuntura

Movimientos de Tai Chi

El Yoga

Trucos para Adelgazar

Tantra Yoga

© 2008 - Todos los derechos reservados Sitio Natural l www.sitionatural.com